23 Flares Twitter 0 Facebook 21 Google+ 2 Pin It Share 0 Filament.io 23 Flares ×
Que se necesita para tener éxito

Que se necesita para tener éxito

Nota antes de comenzar: En algunos países el significado de zapato y zapatillas es completamente opuesto al de otros. En inglés (shoes) es indistinto, así que voy a usar ambos términos de forma indistinta.

Nuevamente encontré un artículo interesante en lo de James, lo que me hizo pensar sobre algo.

Muchas veces nos pasa que queremos hacer algo o lograr algo, y estamos con toda la chispa de inspiración ardiendo, pero llega el momento y pensamos: “Me falta tener las zapatillas para salir a correr” o “me falta tener la cámara adecuada” o “me falta ese libro” o “me falta esa plata” cuando en realidad esas cosas que “nos faltan”, son solo una pequeña parte de lo realmente necesario para alcanzar el éxito en el área que lo queramos alcanzar.

Les traduzco a continuación el articulo: (http://jamesclear.com/required-for-success)

Por más de un año, he entrenado con los grandes muchachos de Columbus Weightlifting.

Uno de nuestros levantadores de pesas, Heather, se unió al equipo y no tenía un par de zapatos para levantar pesas. Entonces, ella pidió prestado un par usados que estaba acribillado y con todo el cuero partido. Tendrían fácilmente 10 años de uso. Por meses, yo iba al gimnasio y ahí estaba Heather, esforzándose y entrenando con esos zapatos viejos y rotos.

¿Que sucedió?

Ella calificó para competir en el Campeonato Nacional – Con zapatos que apenas podían sostenerse por sí mismos.

Los resultados como éste nos recuerdan qué es lo que se necesita realmente para tener éxito.

Piensa en todas las cosas que crees que necesitas para triunfar – el equipamiento “correcto”, las credenciales “correctas”, las experiencias “correctas”, el título “correcto” – ¿cuánto de estas cosas realmente hacen la diferencia? ¿Cuántas de estas cosas realmente se necesitan para tener éxito?

Perdiendo el tiempo en el último 10%

Nos encanta obsesionarnos con tácticas y estrategias que hacen el 10% de diferencia.

Por ejemplo: ¿No tuviste un buen entrenamiento?

Bueno, entonces, comencemos a debatir todas las razones que pudieron haber sido la causa (que no fuiste tú). Quizá necesitas haber tomado tu batido de proteínas 30 minutos antes en lugar de 60. Quizá necesitas un mejor par de zapatillas. O un cinto. O una sudadera. O unas rodilleras.

¡Lo increíble es que estas son cosas en las que en realidad perdemos el tiempo! He escuchado todas esas excusas mencionadas en conversaciones. Las he visto algunas en mí mismo.

¿Por qué? Porque es mucho más fácil desperdiciar el tiempo debatiendo el último 10% de mejora, en lugar de ponerse a hacer lo que hace el 90% de diferencia. Es fácil quejarse de que necesitas encontrar una mejor dieta o un mejor tipo de entrenamiento o diferente equipamiento que admitir que lo que necesitas es no perderte un entrenamiento por los proximos 6 meses.

Es mucho más facíl..

Es mucho mas facil

La misma idea es cierta para dieta y nutrición, negocios y emprendimientos, escritura y arte, y virtualmente cualquier otra cosa que intentemos realizar. Queremos estrategias que escalen. Queremos tácticas que estén optimizadas. Pero eventualmente, te das cuenta que la diferencia entre suceso y fracaso es de dominar lo fundamental.

 

  • Sí, quizá una computadora más rápida puede hacer que Stephen King sea un escritor … pero porque el ya dominó los fundamentales de escribir todos los días.

  • Sí, quizá organizarse perfectamente bien con el tiempo de comer ayuda a una nadadora olímpica a ser un mejor atleta…. Porque ella ya dominó lo fundamental de comer saludable y entrenar duro.

  • Sí, quizá una mejor guitarra hará que Eric Clapton sea un mejor músico… Porque el ya dominó lo fundamental de tocar todos los días consistentemente.

 

Pero, para la mayoría de nosotros, ese 10% final de optimización rara vez va a llevar a la diferencia que queremos adquirir.

La habilidad más importante

La habilidad más importante de todas, para cualquier cosa que queramos realizar, es ésta: hacer el trabajo.

No es hacer el trabajo que sea más fácil para tí hacer. No es hacer el trabajo que te haga ver mejor. No es hacer el trabajo cuando te sientes inspirado o con ganas. Simplemente hacer el trabajo.

Puede que no seas un escritor brillante, pero si escribes algo cada semana, te volverás mejor porque estás haciendo el trabajo.

Puede que no seas un atleta increíble, pero si nunca te pierdes un entrenamiento, te volverás mejor porque estás haciendo el trabajo.

Puede que no seas un empresario experto, pero si te preocupas en servir a tus clientes cada día de la semana, te volverás mejor porque estas haciendo el trabajo.

Y así es para cada desafío que nos toque enfrentar. La gente ama perderse en los detalles, buscar nuevas tácticas y debatir cosas que hacen una diferencia minúscula. Pero al final del día, la habilidad más importante será hacer el trabajo.

Al final del día..

Al final del día..

Lo que no necesitas

No necesitas una computadora mejor para convertirte en un gran escritor (o en un gran programador). No necesitas una guitarra mejor para aprender a tocar. No necesitas una mejor cámara para convertirte en un gran fotógrafo. No necesitas más experiencia para convertirte en un orador. No necesitas más credenciales para construir un negocio. Y no necesitas unos super fantasticos zapatos para levantar pesas para convertirte en un gran levantador de pesas.

No necesitas nada de eso.

Lo que necesitas es tomar una decisión, establecer un horario y empezar.

Lo que necesitas es hacer el trabajo.

Lo que necesitas

Lo que necesitas