19 Flares Twitter 0 Facebook 18 Google+ 1 Pin It Share 0 Filament.io 19 Flares ×
Traida de http://www.flickr.com/photos/crsan/4192550945/

Traida de http://www.flickr.com/photos/crsan/4192550945/

 

Este otro artículo interesante que encontré por ahí y decidí traducir. Es uno de los consejos que uno puede aplicar inmediatamente, a mi me ha dado resultados.

Como siempre, acá dejo el original: http://jamesclear.com/professionals-and-amateurs

He empezado a notar (en parte debido a mis propios fracasos), que hay una habilidad tan valiosa que te va hacer resaltar en cualquier área de la vida, sin importar la clase de competición en la que estés participando.

¿Cuál es esta habilidad y cómo se puede desarrollar? Hablemos de eso ahora.

Todos los días a las 8 de la mañana

En el último verano que pasó, estuve hablando con Todd Henry. Todd es un autor exitoso y es excelente en hacer cosas valiosas de forma consistente.

Yo, por otra parte, soy excelente en hacer cosas dudosas de forma inconsistente. Entonces le empecé a explicar esto a Todd…

“Todd, ¿qué piensas acerca de escribir solamente cuando te sentís motivado? Siento que siempre hago mi mejor trabajo cuando tengo una chispa de creatividad o inspiración, pero eso solo sucede cada tanto. Como que solo escribo cuando lo siento, lo que significa que soy inconsistente. Pero si escribo todo el tiempo, no estoy creando mi mejor obra.”

“Eso es genial,” contesta Todd. “Yo también solo escribo cuando estoy motivado. Solo que sucede que estoy motivado todos los días a las 8 de la mañana.”

La diferencia entre profesionales y aficionados

No importa en que estás intentando volverte mejor, si solo te dedicas a eso cuando estás motivado, nunca vas a convertirte en un profesional.

La habilidad para aparecer todos los días, apegarse al programa, y hacer la tarea – (especialmente cuando no tienes ganas) es tan valiosa que es, literalmente, todo lo que te hace falta el 99% del tiempo.

Lo he visto en mis propias experiencias.

Cuando no me pierdo un entrenamiento, estoy en la mejor forma de mi vida. Cuando escribo todas las semanas, me convierto en un mejor escritor. Cuando viajo y saco mi cámara todos los días, saco mejores fotos.

Es simple y poderoso. ¿Pero por qué es tan difícil?

El dolor de ser un Pro(profesional)

Aproximarse a tus metas (cualquiera sean) con la actitud de un profesional no es fácil de hecho ser un pro puede llegar a ser muy difícil.

En gran parte es simplemente porque la mayoría del tiempo somos inconsistentes. Tenemos metas que nos gustaría alcanzar y sueños que nos gustaría cumplir, pero solo trabajamos en ellos ocasionalmente; cuando nos sentimos inspirados, motivados, o cuando la vida nos deja. Es más facil así.

Te puedo garantizar que si te pones un horario para cualquier tarea y empezas a apegarte a el va haber días que te van a dar ganas de dejar todo. Cuando empiezas un nuevo negocio, va a haber días que no vas a tener ganas de aparecer. Cuando estés en el gim, va a haber sets que no te van a dar ganas de terminar. Cuando sea el momento de escribir, va a haber reportes que no vas a tener ganas de completar. Pero dar un paso adelante cuando es molesto, doloroso, o agotador es lo que te hacer ser un pro.

Los profesionales se apegan a un horario, los aficionados dejan que la vida se interponga. Los profesionales saben que lo que es importante para ellos y trabajan en eso con un propósito, los aficionados son sacados del camino por las urgencias de la vida.

Nunca te vas a arrepentir de empezar a hacer cosas importantes

Algunas personas podrían pensar que estoy promocionando los beneficios de ser un adicto al trabajo. “Los profesionales trabajan más duro que todos los demás y por eso son geniales.” En realidad, para nada.

Ser un profesional es tener la disciplina para comprometerse con lo que es importante para ti, en lugar de solamente decir que es importante. Se trata de empezar cuando tienes ganas de parar, no porque quieras trabajar más, sino porque tu meta es tan importante para tí que no puedes solamente dedicarte a ella cuando es conveniente. Ser un profesional es hacer de tus prioridades una realidad.

Hay muchos sets en el gimnasio que no tuve ganas de terminar, pero nunca me arrepentí de hacer el entrenamiento. Hay muchos artículos que no tuve ganas de escribir, pero nunca me arrepentí de publicar según un programa. Hay muchos días que tenía ganas de solo relajarme, pero nunca me arrepentí de aparecer y trabajar en lo que es importante para mí.

Ser un pro no significa ser un adicto al trabajo. Significa que sos bueno en hacer tiempo para lo que te importa (especialmente cuando tenés ganas) en lugar de hacer de víctima y dejar que la vida te pase por encima.

Como ser un profesional

Hacer tus tareas como un profesional no es fácil, pero tampoco es tan complicado como podrías pensar. Aca hay tres pasos:

1. Decide en lo que quieres ser bueno.

El propósito lo es todo. Si sabes lo que quieres, obtenerlo es mucho mucho más fácil. Esto suena simple, pero en mi experiencia incluso la gente que es inteligente, creativa y talentosa suele olvidar en que están trabajando y por qué.

2. Establece una planificación para tus acciones

Una vez que sabes lo que querés, establece un programa para hacerlo realmente.

 Nota: No cometas el mismo error que yo, que es hacer una planificación basada en los resultados. No planees cuanto peso vas a bajar cada semana o cuánto dinero quieres ganar. “Perder 5 kilos” no es una acción que puedes realizar. “Hacer tres sets de sentadillas” si lo es.

Tienes que hacer una planificación basada en las acciones que puedes hacer, no en los resultados que quieres.

3. Apegate a tu planificación por una semana

Deja de pensar que duro va a ser seguir un horario por un mes o un año. Solamente siguelo por una semana. En los próximos 7 días, no dejes que las distracciones se interpongan.

Establecer un horario no te hace un profesional, seguirlo si. No seas un escritor, escribe. No seas un levantador de pesas, levanta pesas. Por una semana, haz las cosas que quieres hacer sin dejar que la vida se ponga en tu camino. La siguiente semana, vuelvelo a hacer.

Como se ve esto en el mundo real

Aca hay dos ejemplos de como estoy tratando de llevar mis días como profesional en este momento. Siéntete  libre de intentar alguna de estas estrategias si estás buscando cómo ser más profesional en tus tareas.

Flexiones de brazo: Estoy en estos momentos tratando de llegar a las 100 flexiones de brazo seguidas. Cuando empecé en agosto, solo podía hacer 36 seguidas.

Mi planificación es hacer flexiones todos los lunes, miércoles y viernes. Y, excepto por un pequeño lapso cuando estuve viajando en Rusia y Turquía, no me he perdido un solo entrenamiento en 5 meses.

Escribir: Como mencioné al principio de este artículo, he tenido algunas dificultades en el pasado en tratar de ser consistente con mis publicaciones . Pero ahora tengo una planificación que funciona y planeo apegarme a ella.

Es muy simple: publico un articulo nuevo cada lunes y jueves en este sitio. He seguido la planificación por 8 semanas ya. Es solo un comienzo pero estoy trabajando para ser un pro.

No estás solo

El viaje de cada uno es de cada uno, pero no tienes que enfrentar las dificultades de ser un pro tu solo.

Si buscas apoyo en tus amigos y cercanos será mucho más fácil que puedas comprometerte y alcanzar eso que quieres.

¿En qué áreas de la vida te gustaría ser un profesional ? ¿Qué es importante para ti?