40 Flares Twitter 0 Facebook 39 Google+ 1 Pin It Share 0 Filament.io 40 Flares ×

01runner

Ese es el título de otro artículo de James Clear que encontré y me pareció interesante compartirlo con ustedes. Muchas veces empezamos con algo nuevo y lo abandonamos a mitad del camino porque no nos dió resultado, y esto me hizo pensar al respecto.

Se los traduzco a continuación:

Mi amigo Drew es un excelente levantapesas. Ha finalizado cuarto en los campeonatos nacionales, ha trabajado directamente con competidores en las olimpiadas y constantemente da seminarios de levantapesas Olímpicos.

Un día Drew y yo estábamos en el gimnasio y me contó sobre unos atletas que estaba entrenando. Los atletas querían volverse más fuertes y Drew diseñó un programa para ayudarlos a lograrlo. Sin embargo, cuando los controló unas pocas semanas después, Drew se encontró con que muy pocos de ellos se habían apegado al programa. La mayoría había regresado al entrenamiento de siempre.

Ahora los atletas estaban frustrados porque seguían sin ser más fuertes.

Drew terminó de contarme la historia diciendo:

“Los miré y les dije: ‘Cuando cocinan algo, ¿Siguen la receta?’

‘Claro que sí’

‘Si quieres hornear un pastel, entonces simplemente horneas el bendito pastel. No cocinas pollo y le gritas porque no es un pescado’”.

Dices que quieres ser más fuerte. ¿Estás siguiendo la receta que te va a llevar ahí?

Dices que quieres perder peso. ¿Estás siguiendo la receta que te va a llevar ahí?

 Terminar algo

hamster

Quiero aclarar que no soy fanático de hacer la misma cosa una y otra vez cuando no funciona. (Si es una mala receta, ¿por qué cocinarla dos veces?) Pero hay una gran diferencia entre una mala receta y una receta no terminada. La verdad es que, asi como los atletas de la historia, tu y yo muchas veces cambiamos el camino a mitad de tiempo durante la receta y nunca nos damos la oportunidad de ver los resultados.

 Los ejemplos incluyen:

  • Hacer ejercicio un mes e intentar algo nuevo porque “no me está funcionando”.

  • Saltar de proyecto en proyecto, dejando todos a medio terminar, y no completar ninguno de ellos.

  • Pensar una idea de negocio, trabajar en ella una semana o dos y dejarla a un lado porque “estoy muy ocupado”.

Cambiar tu programa de entrenamiento después de 3 semanas porque “no estás viendo resultados” es como mezclar harina y huevos y después dejarlos ahí porque aún no se ven como una galleta.

 Tenemos que ser lo suficientemente pacientes para terminar la receta si queremos ver los resultados. Dale a tus metas el tiempo para que se cocinen. Sigue la receta y termina algo.

Artículo original: http://jamesclear.com/follow-recipe

Fotos: http://www.flickr.com/photos/pensiero/3253619394/

http://www.flickr.com/photos/hamsters/27679231/