29 Flares Twitter 0 Facebook 28 Google+ 1 Pin It Share 0 Filament.io 29 Flares ×

Gato ejercitandose

No es noticia que hacer ejercicio está bueno para la salud. Pero también es cierto que en ocasiones se puede tornar incómodo y agotador. Con este artículo encontré por ahí me di cuenta que muchas veces eso está bueno.

¿Que tan cómodo estás con esto?

Agh, otro día en el gimnasio.

Tus músculos duelen, la pesa esta muy pesada, estás sudado, sin aliento y te sientes como basura. Has estado ahí por un mes y si bien la balanza se mueve, sigues forcejeando.

Agh, otra vez salir a correr.

Te duelen las rodillas. Te duelen las pantorrillas. El pecho te duele al respirar. La garganta te duele al jadear. Te empiezas a preguntar qué rayos estás haciendo, y por qué.

Ugh, otro entrenamiento en casa.

Estás tirada en el piso de la sala de estar mientras tu perro te lame la cara. Tus piernas se sienten como gelatina aguada. Tus brazos, como palillos. Tus hijos se preguntan “¿por qué mamá está jugando a hacerse la muerta en el piso?” Comienzas a preguntarte “¿Vale la pena esto?”

Tengo dos verdades, una que te va a gustar escuchar, y otra que no:

  1. Si, vale pena, absolutamente.

  2. No, no se va a poner más fácil con el tiempo.

No te preocupes, te voy a contar por qué esto es completamente genial.

Sobrecarga progresiva

Sobrecarga progresiva

Cuando empiezas con cualquier tipo de actividad física, parece ser que TODO duele.

Estás usando tus músculos de una manera que es inusual para tu cuerpo. Están siendo quebrados, golpeados y forzados a adaptarse a un nuevo tipo de estrés al que los estás sometiendo.

Entonces ellos se reconstruyen y recuperan, y se vuelven un poquito más fuerte y duros que antes.

A medida que el tiempo pasa, tu cuerpo se acostumbra más y más a este nivel de estrés, aprende a recuperarse más rápido, actúa de forma más eficiente. Se cansa menos y requiere menos energía para completar las tareas que lo demanden.

Si caminar 2 kilómetros era insoportable en el pasado, con cada kilómetro adicional, tu cuerpo construye un nivel inmunidad y fuerza para esa actividad particular y SE HACE más fácil.

Si hacer 10 flexiones de brazo era imposible en el pasado, continuar trabajando en ello hará que los músculos se vayan formando en tu cuerpo y esas 10 flexiones sean tu calentamiento.

Piensa en cómo cuando eras chico y jugabas esos jueguitos (como el mario) al principio

costaba un poco pero después se hacía más fácil y ibas subiendo de nivel.

Matar esos bichos ya no representaba un desafío para seguir subiendo de nivel, necesitas matar bichos malos más difíciles.

Tu cuerpo no es diferente. Estamos diseñados para ser lo más eficientes posible. Si agarras algo que sea un desafío para ti, y en el transcurso de un año te vuelves realmente bueno en esa cosa, no vas a seguir avanzando de nivel. Es más, tu cuerpo se vuelve más eficiente haciendo cualquier otra cosa.

Dejame explicarte. Un grupo científicos se puso a medir el gasto de energía de la tribu Hadza en Tanzania, una de las poblaciones que aún quedan de los nómades cazadores tradicionales.

Hadza cazando

¿Qué encontraron?

Encontraron que la gente de esta tribu, que se la pasa corriendo todo el día, no gastan más energía que la gente de occidente que se la pasa todo el día en el sillón viendo la tele. Sin embargo, al analizar lo que gastan caminando o descansando se dan con que gastan lo mismo que la gente de occidente haciendo estás mismas actividades. Esto se debe a que los Hadza están acostumbrados a correr para cazar y por ello sus cuerpos no gastan tanta energía en eso.

Entonces, ¿Cómo podemos usar esta información para nuestra ventaja? Para progresar, para subir de nivel, para ser más fuertes, necesitamos subir constantemente la dificultad.

Incrementa la dificultad, conviértete en un héroe

Heroe

Este fue un cambio muy dificil para mi, y un cambio que aún mucha gente tiene que hacer, pero es esencial:

Deja de mirar tus entrenamientos como algo por lo que debes sufrir hasta que se haga la hora de volver a sentarse en el sillón.

Necesitas dejar de pensar “‘¿Cuánto más hasta que termine?” o “No puedo esperar hasta que acabe con esto.”

En lugar de eso, empezar a pensar en ellos como un desafío:

  • ¿De que soy capaz hoy de lo que no era ayer?

  • ¿Qué puedo levantar esta semana que la pasada no podía?

  • ¿Qué puedo completar este mes que el pasado no podía?

Sip, cada vez que hagas ejercicio te va a doler un poco. Te vas a quedar sin aliento. Vas a sudar. Pero cada vez que haces esas cosas, estás ajustando de a poquito tu “línea de base” de comodidad con eso.

Mientras estás haciendo sentadillas con la barra sola y sintiéndote miserable, el tipo que está al lado levantando 150 kilos está tan incómodo como tu. Sus ojos se le están saliendo de la cabeza, está todo mojado en sudor, sus piernas están temblando, y se siente abatido. Se ha pasado años construyendo su línea base de fuerza, y por ello tiene que levantar 150 kilos para sentirse igual de incómodo que tú.

Eso es genial.

La vida sería completamente aburrida sin los diferentes niveles de dificultad.

Tetris humano

¿Alguna vez jugaste tetris? Imaginate si las piezas nunca cayeran más rápido. Si pudieras ponerlas lentamente mientras te vas deshaciendo de cada línea, una por una. Después de cuatro minutos empezarías  a construir esculturas con las piezas porque limpiar lineas te hubiese aburrido hasta el infinito. Afortunadamente, Tetris se va haciendo consistentemente más difícil, las piezas caen más rápido y tu cerebro se ve forzado a adaptarse rápido para seguir avanzando.

Así es cómo funcionan tus músculos también. Necesitan ser constantemente desafiados, por eso están tratando constantemente de ser más eficientes y te dan menos resultados.

Necesitas subir la dificultad.

Una nota rápida sobre la dificultad. Algunas personas empiezan el juego de la vida en modo facil, otros en super dificil. Quejarte acerca de ello no va a hacer que la dificultad disminuya, por ello debemos jugar lo mejor posible con la mano que nos tocó y poner lo mejor de nuestra habilidad.

Acostumbrate a lo incomodo

Como dicen en Zen Habits, sin incomodidad no puede haber crecimiento:

Sin incomodidad física, tus músculos nunca se verán forzados a adaptarse.

Sin incomodidad mental, nunca vas a llegar a hacer las cosas que te asustan.

En resumen: si quieres llegar a cualquier lado en la vida, necesitas aceptar el hecho de que las cosas que te ayudan a crecer te van a hacer sentir incómodo.

Y he aquí la parte difícil: Tan pronto como lo incómodo se vuelve cómodo, ya no estás obteniendo beneficios de ello. Lo “raro” se vuelve “normal”, y entonces debes, una vez más, buscar otro desafío que haga subir el nivel de incomodidad.

El sillón es cómodo. Mirar tele es comodo. Ser bueno en algo y solo hacer esa cosa puede ser cómodo.

Estudiando

Aprender nuevas cosas puede ser difícil.

Comer nuevas comidas(y saludables) puede ser difícil.

Conocer nuevas personas puede ser difícil.

Intentar una nueva rutina puede ser difícil.

Construir mejores hábitos puede ser difícil.

Empujar a tus músculos a que levanten pesas más pesadas puede ser difícil.

Correr más rápido puede ser difícil.

Tu cuerpo, tu mente y tu paladar pueden llegar a odiarte cuando estés haciendo esas cosas.

Eso está bien.

No estas solo

Si hacer cosas nuevas te llena con ansiedad, no estás solo. Aquí hay algunas formas de minimizar la incomodidad:

  • Pequeños pasos. Si correr una maratón es aterrador para ti, comienza con caminar unos dos kilómetros y luego tres…

  • Has uno más. Lleva cuenta de tus entrenamientos. Haz una repetición más la próxima vez. Agrega un kilo más a la barra. Haz el entrenamiento un segundo más rapido. Si haces esto seguido vas a ir sumando.

  • Date a ti mismo pequeñas victorias. Si necesitas hablar en frente de 100 personas, empieza por hablar en frente de 5. Sube la cantidad de a poco y pruébate a ti mismo que puedes hacerlo.

  • Aceptalo y relajate. Si estás nervioso por algo, probablemente los demás también lo estén. Sonríe, bromea contigo mismo en el interior, diviertete. Después de todo, es solo la vida.

  • No te des la posibilidad de renunciar. Ata tu destino a alguien mas a quien puedas seguir. Por ejemplo, cuando vayas a hacer salto en paracaidas y el tipo al que estás atado toma la decisión de saltar hace que saltes inevitablemente. Dile si a las oportunidades que te asustan antes de que tengas la opción de decir que no. Podrás resolver lo demás después.

Te reto hoy a aceptar el hecho de que las cosas que valen la pena hacer no se van a poner mas facil. Cada vez que te encuentres a ti mismo demasiado cómodo, o haciendo cosas demasiado fáciles, es hora de buscar algo que produzca incomodidad.

Piggy back ride

Si estás todo el tiempo buscando desafíos más grandes, serás plenamente recompensado. Mientras progresas, otros aspectos de la vida se van a poner mas faciles:

  • Subir las escaleras ya no va a sentirse más como un entrenamiento.

  • No te vas a cansar tan rápido de cargar a tus hijos como un caballito.

  • Ir a caminar por la montaña con tu pareja va a ser algo disfrutable en lugar de una tortura.

  • Comer vegetales va a ser ahora la mejor parte de la comida y no algo feo por lo que tenes que pasar.

Recuerdo esta frase de Tim Ferris “El éxito de una persona en la vida puede medirse por cuantas conversaciones incómodas él o ella está dispuesto a tener.”

Lo mismo es cierto para tu salud. La salud de una persona puede ser medida por cuantas decisiones incómodas esté dispuesta a hacer.

Broccoli

Me siento muy afortunado de estar donde estoy hoy. No es porque sea mejor o más inteligente que cualquier otra persona, es porque empecé a aceptar que voy a tener que pasar mucho tiempo incómodo si quiero crecer:

  • Odiaba los vegetales,  hasta que empecé a intentar y comerlos regularmente. Ahora, una porción de brócoli es una comida normal para mi.

  • Solía ser el niño flaquito y débil, hasta que decidí ir al gimnasio y aprendí a hacerme más fuerte. Ahora camino al gimnasio con la frente alta.

  • Odiaba hablar en público, hasta que me forcé a mi mismo a decir Sí a Google y a Tedx. Ahora, aún me pongo muy nervioso pero digo que si a cada oportunidad que se me presenta.

  • Tener mi propia empresa me asustaba muchísimo,  hasta que no me deje a mi mismo otra opción que tener éxito con Nerd Fitness. No puedo imaginarme haciendo otra cosa ahora.

Comencemos a buscar lo incomodo, nuestro crecimiento depende de ello.

A la fuente la pueden leer en: http://www.nerdfitness.com/blog/2013/08/15/how-comfortable-are-you-with-this-your-success-depends-on-it/

Y las imagenes en:

http://www.flickr.com/photos/dvids/4834404563/

http://www.flickr.com/photos/woodlouse/3990736265/

http://www.flickr.com/photos/roadkillbuddha/109554458/

http://www.flickr.com/photos/chunker/2279432026/

http://www.flickr.com/photos/kahunapulej/3516741325/

http://www.flickr.com/photos/joriel/2901706868/

http://www.flickr.com/photos/adelcambre/5788868239/

http://www.flickr.com/photos/hulagway/5941767410/